En qué invertir 1000 euros: 5 estrategias para mejorar nuestras finanzas

Por Inversor Novel



En el artículo de hoy vamos a ver en qué invertir 1000 euros a través de cuatro maneras de mejorar nuestras finanzas y tratar de que se conviertan en hábitos que duren todo lo posible.

Vamos a ver para ello la historia de Juan.

Juan está realmente agobiado ya que dedica mucho dinero al mes para pagar sus deudas mientras que su salario está casi congelado.

Sin embargo, recientemente ha obtenido una paga extra de 1000 euros. Y claro está muy contento, pero tiene muchas dudas acerca de en qué invertir ese dinero o cuál sería su mejor destino…

A continuación veamos qué haría yo si fuera Juan para invertir 1000 euros en mejorar mis finanzas personales.

¡Vamos allá!




Eliminar deudas

Supongamos que Juan tiene varias deudas. Los tres tipos de deuda más comunes hoy en día pueden ser los siguientes:



👉 Coche

En septiembre se compró un coche de 10.000 euros que ha financiado en varias cuotas mensuales con sus intereses. La tasa de interés del préstamo es del 2%.



👉 Hipoteca

A principio de año Juan pidió una hipoteca por un valor de 160.000 euros. La tasa de interés es del 3%.



👉 Tarjetas de crédito

Además de lo anterior tiene unas deudas por este concepto de 1500 euros. La tasa de interés de las tarjetas de crédito es del 20%.

Si yo fuera Juan, lo primero que me plantearía sería invertir los 1000 euros en eliminar o reducir mis deudas para mejorar mis finanzas.

¿Qué debería pagar primero?

Las deudas que tengan un interés mayor.

En este caso utilizaría los 1000 euros para pagar las deudas, empezando por las de la tarjeta de crédito con un interés del 20%.

Así, antes de gastarnos ese dinero en comprar cualquier cosa, y posiblemente aumentar nuestra deuda en una tarjeta de crédito, podríamos utilizar ese dinero para cancelar esas deudas.




Crear un fondo de emergencia

¿Y si Juan no tuviese ninguna deuda?

Si Juan no tuviera ninguna deuda o los intereses no fuesen excesivos como puede ocurrir con la hipoteca, entonces podría plantearse crear un fondo de emergencia.

Un fondo de emergencia según los expertos en finanzas personales debería cubrir de 3 a 10 meses de nuestros gastos mensuales.

Además, invertir 1000 euros para tener este fondo nos sirve para hacer frente a gastos imprevistos.

Así evitamos pedir préstamos y endeudarnos.

El fondo de emergencia funciona como una especie de campamento base para nuestra libertad financiera ya que tenemos unos recursos suficientes que nos dan un respiro financiero ante situaciones de urgencia e imprevistas.





Por esta razón, creo que es tan importante construir un fondo de emergencias.

Eso sí, la cantidad ahorrada que tengamos en este fondo dependerá de nuestras circunstancias personales y familiares.

No es lo mismo alguien que vive solo a quien tiene una familia.

También conviene destacar que ese dinero es para situaciones de emergencia y no debería utilizarse para invertir.


Invertir en fondos indexados

Si tenemos en orden nuestras deudas y ya hemos construido un fondo de emergencia, quizá sea el momento de plantearnos invertir.

Eso sí, lo primero que NO haría sería invertirlo en la empresa de moda o en cualquier otro producto que no conozca del todo bien.

Por ejemplo, para invertir en acciones individuales debemos ser muy cautelosos y conocer la situación financiera de la empresa y su potencial.

Si invertimos en una acción que ha subido mucho, por muy buena y conocida que sea la empresa podemos llevarnos algún susto. Además, si invertimos en una única empresa estamos poniendo todos los huevos en la misma cesta.

Una alternativa a la hora de invertir son los fondos indexados que invierten en decenas o centenas de empresas que componen un índice bursátil. Así por ejemplo el índice SP500 americano cuenta con 500 empresas de diferentes sectores.

Esto implica una gran diversificación no solamente en compañías sino también en sectores.

Si una empresa o alguna más va mal o incluso quiebra nosotros no perderemos todo nuestro dinero como sí ocurriría si solamente hemos invertido en una de esas compañías.

Además, el resultado de las empresas que van mal se ve compensado por el resto de empresas del índice.

Otra ventaja de los fondos indexados es que conllevan costes muy bajos, algo que a largo plazo beneficiará a la rentabilidad de nuestra inversión.



Automatizar la inversión

Una vez que hemos empezado a invertir, podemos empezar a invertir todos los meses de manera automática.

Este gesto tan sencillo tiene en mi opinión dos ventajas importantes.

La primera es que apartamos una cantidad de dinero para ahorrar todos los meses como si fuera un gasto. Esto nos “obliga” a no gastar todo nuestro sueldo o buena parte de él sin control.

Por otro lado, si invertimos una cantidad fija todos los meses vamos a evitar que nuestras emociones jueguen en contra nuestra intentando predecir los movimientos de las bolsas y los mercados.

Esto nos va a ahorrar muchos errores y nervios. Lo mejor además es que conseguiremos mejor rentabilidad a largo plazo.

Automatizar un buen hábito tiene la ventaja de que nos facilita su ejecución en el tiempo ya que se repite todos los meses casi sin darnos cuenta.


Invertir en formación

Además de lo anterior, Juan podría destinar una pequeña fracción del dinero para invertir en su propia formación.

Antes de invertir 1000 euros u otra cantidad, conviene conocer bien en qué lo hacemos, sus riesgos y posibilidades.

Como decía Benjamin Franklin “la inversión en conocimiento paga el mejor interés”. Para ello, podría acudir a cursos, seminarios o, simplemente, leer buenos libros de finanzas personales.




Le recomendaría que echara un vistazo a mi biblioteca donde puede ver los libros que he leído y me han ayudado a invertir y ahorrar mejor. 💪

Quizá Juan comprendería mejor cómo el tiempo es un factor clave a la hora de invertir.

También descubriría que existe algo llamado interés compuesto, un fenómeno que con el tiempo permitirá obtener mayor rentabilidad en nuestra inversión.

Comprendería que lo importante es empezar y construir hábitos poco a poco en un proceso continuo.


Conclusión

Si como en el caso de Juan, hemos recibido una paga extra o un bonus podemos pensar en utilizarlo para comenzar una nueva etapa financiera donde tomemos las riendas de nuestras finanzas personales.

Nadie lo va a hacer por nosotros, por eso es importante que seamos conscientes de nuestra situación financiera e intentemos ponerle solución.

Para ello, lo mejor es formarnos en este ámbito ya que por desgracia es algo que generalmente no nos enseñan.

Espero que este artículo te haya ayudado a pensar sobre cómo podríamos invertir 1000 euros.

¡Hasta pronto! 🙂

IN



Imagen destacada: Jukka Niittymaa