7 Razones para Invertir en Fondos de Inversión Indexados

Por Inversor Novel

“Los fondos de inversión deben proporcionar el mayor grado de rentabilidad de la inversión con los menores gastos de gestión”

John C. Bogle



¡Hola Inversores!

A veces nos podemos preguntar las razones que nos llevan a invertir en un activo y no en otro. Al menos esto fue lo que me ocurrió a mi cuando me interesé por los fondos indexados y comencé a invertir.

Por ello en esta entrada me gustaría compartir con vosotros lo que son los fondos indexados así como las siete ventajas que he encontrado al invertir en ellos.




Qué son los fondos indexados

Antes de definir lo que es un fondo indexado quizá sea mejor saber lo que es un índice. Un índice (del latín index) en el ámbito de la inversión es un conjunto de valores o acciones de empresas que cotizan en un mercado determinado. Aunque también existen índices de renta fija, en este artículo, por su mayor rendimiento a largo plazo, vamos a ver los primeros, los índices bursátiles.

Entre los índices más conocidos están aquellos que incluyen empresas de gran capitalización como el Standard and Poor’s 500 (S&P500), el Eurostoxx 50 europeo, el Ibex 35 en España, el CAC40 francés, etc.

Así un fondo indexado (o fondo índice) de renta variable es un fondo de inversión  que va a replicar un índice bursátil concreto. Por tanto un fondo indexado va a incluir las acciones de todas las empresas que lo constituyen y en la misma proporción en que están presentes en el índice.

Por ejemplo si la capitalización de la empresa A es mayor que la de la empresa B entonces el fondo invertirá proporcionalmente con más participaciones en la empresa A que en la empresa B.

Además de índices bursátiles de gran capitalización también existen índices de empresas con capitalizaciones medianas y pequeñas (Small and Mid caps) y habrá por tanto también fondos indexados que repliquen estos índices.


Antecedentes

El primer fondo indexado que apareció fue el Vanguard SP500 que replica el índice SP500 estadounidense. Este fondo lo creó en 1975 el inversor e investigador económico estadounidense John C. Bogle (1929-2019).

Unos años antes de la creación de este fondo de inversión numerosos economistas y teóricos de los mercados ya habían alertado de que la mayoría de fondos de gestión activa no superaba al propio índice que tenían como referencia.

Hasta la fecha así ha sido y por esta razón durante más de cuarenta años los fondos indexados de gestión pasiva han cosechado un éxito notable y tienen un lugar destacado en las carteras de inversión tanto de inversores institucionales como particulares.


Principales ventajas de invertir a través de fondos indexados

A continuación voy a describir las 7 ventajas de los fondos indexados que me convencieron para invertir en ellos.


Diversificación

Esta es la primera característica que tiene un fondo de inversión frente a otro tipo de activos como las acciones individuales. Como he comentado varias veces en este blog, la diversificación es vital a la hora de invertir ya que minimiza el riesgo y precisamente los fondos indexados son los activos donde podemos encontrar una mayor diversificación tanto de empresas como de sectores.

En concreto el índice S&P500 estadounidense tiene, como su nombre indica, 500 empresas entre las que podemos encontrar empresas de diferentes sectores tan conocidas como Coca-Cola, Nike, Apple, McDonald’s. De la misma manera, tenemos fondos indexados que replican el Ibex35 español, el CAC40 francés, el DAX 30 alemán, etc.

Otros índices, elaborados por MSCI (Morgan Stanley Capital International), tienen una impresionante diversidad geográfica:

– MSCI World, un índice con las acciones de las 1649 empresas más importantes de los países desarrollados.

– MSCI Europe: cuenta con acciones de unas 400 empresas de 15 países europeos.

– MSCI EAFE Index: representa los mercados desarrollados mundiales excluyendo US y Canada

– MSCI Emerging Markets, es decir, los mercados de 24 países emergentes de todos los continentes con 1100 empresas de China, India, etc.

– MSCI Japan: índice con 300 empresas japonesas.

– MSCI Pacific ex Japan: incluye 150 empresas de varios países del pacífico sin incluir Japón.

– MSCI North America: con 700 empresas tanto de Estados Unidos como de Canadá.

Como ves hay un gran número de fondos indexados. Sin embargo, a veces las empresas de algunos pueden solapar bastante y por tanto podemos perder diversificación. Esto ocurre por ejemplo si tomamos dos fondos que invierten en empresas norteamericanas, uno que replica el S&P500 y otro el MSCI North America. Lógicamente, estos dos fondos comparten una gran cantidad de empresas.

Puede suceder lo mismo si invertimos en tres fondos, por ejemplo que repliquen el MSCI World, el S&P500 y el MSCI Europe ya que el primero incluirá un gran número de empresas de los otros dos.

También hay una gran cantidad de fondos indexados que replican índices sectoriales, por ejemplo:

  • Nasdaq: conocido índice sectorial con unas 100 empresas del sector tecnológico
  • MSCI US Investable Market Real Estate 25/50: con acciones estadounidenses del sector inmobiliario
  • Financials Select Sector: índice del sector financiero con 67 compañías.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los sectores ya están presentes en los índices geográficos con el peso que les corresponde, así el SP500 cuenta con empresas de varios sectores como el tecnológico, financiero o inmobiliario por lo que contaría con una suficiente diversidad sectorial.

Finalmente, otro tipo de diversificación muy interesante para invertir en fondos indexados es la diversificación temporal que podemos hacer a través de la estrategia de inversión denominada Dollar Cost Averaging (DCA) que vimos en una entrada anterior. Como vimos, con esta técnica de inversión podemos evitar entrar en el mercado en el peor momento y vamos a disminuir el riesgo a la hora de invertir.


Fiscalidad

Otra ventaja de los fondos indexados es que como cualquier fondo de inversión se pueden traspasar de unos a otros sin tener que tributar. Solamente tendremos que tributar cuando se realiza el reembolso, y siempre sobre las ganancias o plusvalías, no por el total invertido.

Por ejemplo si hemos invertido 10000 euros y después de un año nuestro fondo sube un 10%, tendremos 11000. Si lo reembolsamos totalmente entonces los impuestos se aplican sobre los 1000 euros de ganancia y no sobre los 11000.

Además, esta fiscalidad es muy interesante para el rebalanceo de nuestra cartera ya que podemos tener un fondo de renta fija o de perfil más conservador al que podemos trasladar parte de las ganancias obtenidas con el fondo indexado o viceversa. Como no tenemos que tributar por estos traspasos lo podemos hacer cuando queramos.

Esto es una ventaja sobre los fondos cotizados o ETFs donde, al funcionar como acciones, esta opción de traspasar sin tributar no existe. En el caso de querer deshacernos de participaciones tendremos que tributar por las ganancias.

En cualquier caso te recomiendo que en estos temas te informes bien antes de contratar cualquier fondo ya que la fiscalidad puede variar.

Por ejemplo, la fiscalidad que he comentado en este apartado es la española por lo que si inviertes en otro país puede ser diferente.

Además, la fiscalidad también puede ser diferente en los fondos de distribución de dividendos por lo que antes de invertir es aconsejable informarse bien sobre este punto.


Liquidez

Los fondos indexados como cualquier otro fondo de inversión son activos líquidos. Esto en la práctica quiere decir que en muy poco tiempo (unas 72 horas como máximo) podemos recuperar el dinero de nuestras participaciones según el valor liquidativo en el que estén en cada momento.

Esto es una ventaja muy importante cuando se compara con otros activos como los inmobiliarios donde podemos tardar mucho tiempo en conseguir recuperar el dinero de nuestra inversión.


Costes en comisiones bajos

Por regla general los fondos indexados suelen tener unos costes de comisiones (TER) que no superan un 1%. Sin embargo hay que tener cuidado ya que nos pueden intentar vender un fondo indexado con comisiones muy elevadas que se pueden disparar por encima del 2%.  

De todas maneras, algunos fondos indexados son extremadamente más baratos llegando a un 0,30% o incluso menos. Puede parecer una diferencia muy pequeña pero al invertir a largo plazo se notará en nuestra rentabilidad final.

La importancia de los costes es vital ya que es de los pocos factores que afectan a los fondos de inversión que podemos elegir y controlar directamente nosotros desde el principio. Por esta razón lo mejor es elegir un fondo indexado pero con las comisiones más bajas posibles.

En la figura de abajo se puede ver la comparación de rentabilidades entre un índice con una revalorización anual del 7% como es el caso del SP 500 y tres fondos indexados que lo replican con diferentes costes (0,3%, 1% y 2%). Como se observa al principio no podemos apreciar la diferencia pero vemos como el efecto de los costes va lastrando la rentabilidad de los fondos con mayores comisiones.

Efecto de los costes en la rentabilidad de los fondos de inversión indexados a largo plazo.
#inversion
#fondosdeinversion
#fondosindexados
#rentabilidad
#inversionalargoplazo
Efecto de los costes en la rentabilidad de los fondos de inversión indexados a largo plazo

Así, a los diez años hay una diferencia de más de 2.000 euros entre el fondo con menores comisiones  (fondo A) y el fondo con más comisiones (fondo C). Al cabo de 20 años esta diferencia es de más de 15.000 euros y en 35 años será de 94.000 euros. Como ves la diferencia en las comisiones puede reducir de una manera muy importante la rentabilidad final.

Además, como se trata de una gestión pasiva, no existe prácticamente rotación de cartera y por tanto se limitan los gastos añadidos que puede conllevar la compra-venta de acciones, a diferencia de lo que puede ocurrir en los fondos de gestión activa.

Si te interesa, puedes acceder a la inversión indexada con comisiones radicalmente bajas de Indexa Capital en la app de Bnext a través de este enlace.




Fáciles de seguir

Si el fondo indexado está bien construido, es decir, los valores que tiene están representados en la misma proporción que los del índice que replican, debería seguir fielmente la evolución de dicho índice.

Por tanto, nada más deberíamos seguir la evolución del índice en cuestión para conocer el comportamiento de nuestro fondo indexado.

Existen varios sitios donde podemos seguir las cotizaciones de algunos índices como por ejemplo en Expansión o Bloomberg que además tienen aplicaciones para móviles.

Y ¿cómo sabemos si el fondo replica fielmente el índice? Existe un parámetro en todos los fondos llamado Beta que cuando más se acerca a 1 significa que mejor está replicando el comportamiento del índice. Normalmente en un buen fondo indexado este valor lo podemos encontrar entre 0,98 y 1,02 lo que significa que lo está replicando bastante bien. Estos valores los podemos encontrar para cada fondo en la página de Morningstar.


Los fondos indexados no desaparecen

Cuando invertimos en un fondo indexado y precisamente gracias a la diversificación que caracterizan a estos fondos, es muy difícil, por no decir imposible, que todas las empresas del índice puedan desaparecer a la vez. Cuando alguna empresa desaparece, otra la sustituye en el índice de referencia y por tanto en su fondo indexado correspondiente.

Esta es una ventaja que no tiene la inversión a través de acciones de empresas individuales donde siempre existe la posibilidad de que dicha empresa desaparezca, por muy grande e importante que sea.


No requieren un gran conocimiento

Otra ventaja que podemos añadir es que la inversión en fondos indexados no requiere un conocimiento profundo de economía como en otras inversiones.

Sin embargo, siempre que vamos a invertir en algo es muy conveniente entender en qué consiste para de esa forma evaluar mejor los riesgos y posibilidades de dicha inversión.

Por ejemplo, si quieres invertir en acciones de una determinada compañía es mejor informarse primero del estado financiero de la compañía, de su capacidad para atraer y retener clientes, de la gestión empresarial, la deuda, etc.

Si quieres invertir en vivienda también deberás conocer antes cómo se valora un inmueble, la ubicación, el estado de la edificación etc.

Por eso, aunque no sea necesario un gran conocimiento, con los fondos indexados también es recomendable conocer bien cómo funcionan y sus características.

Para ello la lectura de buenos libros sobre el tema nos puede ayudar a conocer mejor este tipo de inversiones de gestión pasiva.


Conclusión

En mi opinión, la inversión en fondos indexados representa una opción muy atractiva para un inversor particular. Todas las ventajas que hemos visto anteriormente son las que me decidieron personalmente a invertir en este tipo de fondos.

Quizás el único inconveniente que le veo a esta inversión es que resulta bastante aburrido. Sin embargo, ahí está sin duda parte de su éxito. A veces lo mejor es quedarse quieto y no andar cambiando de una inversión a otra o de un fondo a otro cada dos por tres (a no ser que se tengan buenas razones para ello, claro).

Además, si mantenemos el rumbo a largo plazo, el interés compuesto podrá actuar sobre nuestro patrimonio. Esto se traducirá en una mayor rentabilidad.

Finalmente, si quieres saber más sobre estos fondos de inversión te recomiendo que leas el libro Cómo invertir en fondos de inversión con sentido común de John C Bogle, fundador del grupo Vanguard e inventor de los fondos indexados.

Espero que este artículo te haya servido y si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales. Si no lo has hecho todavía… ¡no olvides suscribirte al blog!

Un abrazo

IN

Este artículo aparece en el libro “EL PEQUEÑO LIBRO DEL INVERSOR NOVEL: Empezando a invertir con sentido común”. Si deseas tener este libro en formato Kindle para leerlo más cómodamente, puedes adquirirlo en este enlace.

Imagen destacada: pixabay.com