5 Ideas para Empezar a Ahorrar



¡Hola Inversores!

Hacía tiempo que quería retomar el apartado del ahorro al que había dejado un tanto olvidado últimamente siendo como es el punto de partida para empezar a invertir.

En esta entrada de hoy comparto cinco ideas para empezar ahorrar, tanto si nuestro objetivo es tener suficiente capital para la jubilación como para alcanzar la libertad financiera lo antes posible.




Evitar los gastos hormiga

Pero… ¿qué es eso de los gastos hormiga?. Son esos gastos que por sí solos no parecen gran cosa pero si los juntas todos suman al final una cantidad nada desdeñable. Unos gastos hormiga clásicos pueden ser un desayuno diario, comer fuera de casa a menudo, fumar, comprar un paquete de chicles todos los días, etc.

Todos estos gastos aislados pueden significar poca cosa para tu bolsillo una vez al día pero si los vas sumando descubrirás que te dejas una buena cantidad de dinero poco a poco…

Si no lo has hecho nunca, te invito a que vayas metiendo las monedas que has dejado de gastar en este tipo de cosas en un bote o en una hucha durante un mes y verás lo que significan para tu economía.


Apuntar gastos

Es una costumbre muy buena apuntar lo que gastamos y en qué lo gastamos. Podemos apuntarlo en un cuadernito, en una hoja Excel o en una aplicación de móvil, da igual pero lo importante es hacerlo.

Lo mejor es tener una fecha fija mensual o semanal para ello aunque es importante también apuntar los gastos inmediatamente sobre todo aquellos que realizamos en efectivo y por tanto no aparecen registrados en ningún sitio.

Al principio, no lo vamos a negar, cuesta mucho hacerlo ya que es fácil olvidarnos pero luego se va haciendo el hábito y casi lo hacemos al instante, sin darnos cuenta.

Te recomiendo que uses algo para apuntar que sea muy cómodo como una libreta e incluso el móvil donde existen aplicaciones para este fin.

Estas apps pueden realizar anotaciones de los gastos de una manera muy cómoda y rápida. Existe además la posibilidad de clasificar los gastos dentro de diferentes categorías, según los meses, semanas, etc.





Apuntando gastos de manera rutinaria podemos ser conscientes de hacia dónde se nos va el dinero y en qué cantidad. Esto nos permitirá realizar los ajustes que consideremos necesarios en nuestro presupuesto.


El coche…

De todos los gastos en los que puede incurrir cualquier persona, el coche puede llegar a ser el más abultado. Es cierto que necesitamos un medio de transporte pero antes de lanzarnos a comprar un coche hay que evaluar la necesidad de su compra y las alternativas de transporte que tenemos a nuestra disposición.

A continuación te detallo algunos de los gastos que conlleva tener un coche aparte del precio que hayamos pagado por él:

  • gasolina: con todos sus impuestos etc, supone quizás el gasto más grande.
  • En España es obligatorio contratar como mínimo un seguro de daños a terceros y luego podemos seguir añadiendo coberturas al mismo lo que va incrementando el precio de la póliza.
  • aparcamiento: si utilizas un plaza de garage alquilada, en algunos lugares de España te puede costar como mínimo unos 600 euros al año suponiendo un alquiler de 50 euros al mes.
  • Impuestos de matriculación. Depende de cada municipio pero la evolución del importe es creciente y si el coche es antiguo se paga cada vez más.
  • Inspección técnica de vehículos (ITV). Otro gasto anual más a tener en cuenta.
  • Reparaciones y mantenimiento. Este es un apartado muy variable pero también el importe tiende a incrementarse con el desgaste del vehículo y el paso de los años.


No te endeudes…

Creo que este es un punto clave para que las deudas no se coman nuestro ahorro. Ten en cuenta que no solamente tendrás que devolver en algún momento el dinero solicitado sino que también tendrás que pagar los intereses asociados por pequeños que estos sean.

Ya sé que en el mundo en el que vivimos puede resultar muy difícil librarnos de una deuda en algún momento de nuestra vida, por ejemplo para comprar una casa. Sin embargo, con el paso de los años será una losa que cada vez te irá pesando más.

En cualquier caso, de todas las deudas intenta evitar a toda costa las siguientes:

  • las tarjetas de crédito: intenta pagar con lo que tienes ya que de lo contario estarás pagando con lo que no tienes a través de estas tarjetas y generarás una deuda. El banco no te lo presta gratis y tendrás que pagar intereses.
  • los préstamos personales. Este tipo de préstamos suele llevar asociados intereses muy altos, infórmate bien y más que nada evalúa si de verdad lo necesitas.


La vivienda…

A veces puede resultar muy tentador pensar que cuanto más espacio en una casa mejor, ya que tendremos más sitio para movernos, guardar cosas, etc. Sin embargo tengo que decirte que el tamaño de la casa va a influir con seguridad en tu factura de gas, de luz, comunidad y también a la hora de pagar impuestos. Cuanto más grande sea, en general, más habrá que pagar y por esta razón hay que evaluar muy bien las necesidades personales y familiares de cada uno.

Muchas veces tendemos a pensar en nuestra vivienda, donde vivimos, como un activo, es decir, como si sirviera para sacar un beneficio económico. Sin embargo, lo que hacemos es pagar servicios e impuestos como los que mencionaba antes y por esta razón es más adecuado considerar la vivienda como un pasivo. Seguramente una vivienda sea, junto con el coche, el mayor pasivo al que nos podemos enfrentar a lo largo de nuestra vida.


Bueno, espero que estas cinco ideas para empezar a ahorrar te sirvan para mejorar tus finanzas personales. Conviene no olvidar que cuanto antes te pongas manos a la obra y empieces a ahorrar, mucho mejor y además puede ser sin duda el primer escalón para empezar a invertir y alcanzar la libertad financiera.

Un abrazo,

IN