Resumen de inversión del año 2022

En muchos aspectos económicos este año no lo vamos a echar de menos, pero podemos reconocer que 2022 nos ha dejado varias perlas de inversión.

En este artículo vamos a ver algunos factores que han influido en la economía durante este año y algunas de sus implicaciones en nuestra inversión.




Inflación

El factor más determinante durante este año para nuestros bolsillos ha sido sin duda la inflación que ya se iba observando el año anterior.

Pero durante 2022 hemos visto su verdadera dimensión y el daño que puede hacer a nuestro ahorro.

En este momento en España la inflación se encuentra en un elevado 6,8 y durante el año llegó a alcanzar el 10%. Esto significa una pérdida de poder adquisitivo brutal para un trabajador medio.

Resulta muy difícil sortear el efecto de la inflación cuando la cesta de la compra se encuentra tan cara.

Tipos de interés

Con la intención de contrarestar el efecto de la inflación, los bancos centrales empezaron una política de subida de tipos de interés cada vez más agresiva.

Esto debería enfriar el consumo y la inversión ya que el dinero cuesta más. Todavía parece pronto para ver qué efectos tendrá esta medida y si conseguirá o no el objetivo de que la inflación se enfríe en un 2%.

Lo que sí está ocurriendo es que las bajas perspectivas de beneficios que tienen muchas empresas hacen que se planteeen recortes de plantilla o al menos reduzcan sus planes de expansión futuros.

Esto se ha visto recientemente en empresas como Facebook y otras tecnológicas.

Las malas expectativas futuras se aprecian mejor por la inversión en la curva de tipos que hemos tenido prácticamente todo el año y que es uno de los indicadores más fiables de una futura recesión.

La famosa «curva de tipos» lleva invertida desde el verano de 2022. Fuente https://stockcharts.com/freecharts/yieldcurve.php

Evolución del índice S&P500

Podríamos resumirlo con que todo lo que sube baja.

El último día de diciembre de 2021, hace justo un año, el índice SP500 alcanzó su máximo histórico, 4800 puntos para continuar enero con descensos continuos.

Como consecuencia de las subidas de tipos, no es raro que la bolsa del principal índice burástil del mundo se vea arrastrada hacia abajo. El dinero busca otras alternativas más seguras y con más rentabilidad como los bonos a corto plazo.

Mientras escribo estas líneas el índice S&P500 ha descendido un 20% desde los máximos que alcanzó hace un año.

Evolución de una inversión de 1000 $ durante este año 2022. Al final tenemos 834.03$ y una rentabilidad del -19,57%. Fuente https://www.officialdata.org/us/stocks/s-p-500/

Estrategias

2022 ha sido un año emocionalmente muy duro para muchos inversores, en particular para muchos primerizos que llevados por expectativas demasiado optimistas pensaban que a corto plazo iban a conseguir buenos resultados.

Algunos activos como la renta variable, la renta fija y también las criptomonedas como el bitcoin han experimentado rendimientos muy negativos.

Para evitar trampas emocionales a la hora de invertir en mi opinión la estrategia más fría, automática y alejada de nuestros impulsos es la mejor. Por eso me gusta la estrategia del Dollar Cost Averaging en piloto automático.

Saber que cada mes hacemos aportaciones de forma independiente a lo que hace la bolsa es una gran ventaja. Si no fuese tan automático seguramente sería mucho más difícil invertir y aprovechar la volatilidad.

Consecuencias para la libertad financiera

Con este panorama tan sombrío que nos deja 2022, ¿podríamos dejar de invertir y olvidar nuestros planes financieros y la libertad financiera para otro momento?

Ahora es el momento precisamente de comprar más barato que hace un año (cuando las valoraciones de muchas empresas eran irreales).

Ahora es el momento de planear estrategias que nos lleven a buen puerto de manera realista sin dejarnos llevar por las malas noticias y los pensamientos negativos.

El final y principio de un año también es un buen momento para contestar tres preguntas clave:

¿Cuál es nuestro patrimonio neto?

¿Tenemos un buen fondo de emergencia?

¿Qué tasa de ahorro debería tener?

¿Cuánto dinero es suficiente para alcanzar la libertad financiera?

Conclusión

Estamos de acuerdo que este año no ha sido fácil.

No sabemos cómo será 2023 y puede que resulte un invierno en las bolsas que parezca no tener fin.

Pero si tenemos un buen fondo de emergencia, buenas lecturas y desconectamos más las noticias, será posible invertir con más optimismo y aprovechar la primavera cuando llegue.

¡Feliz y próspero Año Nuevo!

Inversor Novel

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: