Qué es la curva de tipos y por qué te interesa

“Quien mira lo pasado, lo porvenir advierte”

Lope de Vega (1562-1635) Poeta, novelista y dramaturgo español.



¡Hola Inversores!

En la economía como en tantas cosas en la vida existen diferentes ciclos que muchas veces no podemos predecir. Sin embargo, a veces existen indicadores económicos que nos pueden dar una idea de lo que podemos esperar que pasará en el futuro si conocemos lo que ha sucedido en el pasado.

En el mundo de la inversión es importante conocer en qué momento de un ciclo podemos estar y preparar no solamente nuestra cartera ante posibles fluctuaciones sino también nuestra mentalidad ante lo que puede llegar.

Para conocer el momento del ciclo existen diferentes indicadores económicos, muchos de ellos relacionados con el comportamiento de la economía desde diferentes ámbitos, producción industrial, paro, etc.

Sin embargo, hay uno que en los últimos años ha sido capaz de predecir las recesiones con una precisión quirúrgica y es del que te voy a hablar a continuación.




Los tipos de interés del bono americano

Para empezar a explicar en qué consiste la curva de tipos habría que explicar primero qué son los “tipos”. Los tipos se refieren a los intereses que se exigen a los bonos gubernamentales, es decir la rentabilidad de dichos bonos. En este caso se refieren a los bonos americanos durante diferentes periodos de tiempo: 3 meses, 1 año, 2 años, 5 años, 7 años, 10 años, 20 años y 30 años.

Normalmente a plazos más cortos (1 año, 2 años) la incertidumbre de lo que puede pasar es menor y por tanto los intereses que se cobran por los bonos son menores que los bonos de tiempos más largos (10, 20, 30 años).

Sin embargo, en este último caso de plazos largos es más difícil saber lo que pasará en el futuro, tenemos por tanto una incertidumbre mayor y con ello un mayor riesgo al comprar bonos de mayor duración. Por esta razón se exige más interés que a plazos más pequeños o dicho de otra manera obtenemos más rentabilidad a cambio de mayor riesgo.

Esto sería por tanto lo normal cuando la economía funciona bien y no hay recesión a la vista: tipos de interés bajos (rentabilidad baja) para plazos cortos y tipos de interés altos (rentabilidad alta) para plazos largos.


La curva de tipos y sus formas

Este comportamiento de los tipos de interés que se exigen a los bonos americanos se puede representar en una gráfica donde el eje vertical representa la rentabilidad de los bonos USA y el eje horizontal representa el plazo: 3 meses, 1 año, 2 años, 5 años, 7 años, 10 años, 20 años y 30 años.

Esta representación gráfica es lo que se conoce como la curva de tipos. Aquí puedes ver un ejemplo de la curva de tipos.



Como se puede observar en la gráfica, en la curva se pueden distinguir tres comportamientos o clases: normal, plana e invertida.


Curva de tipos normal

La curva normal se da cuando los intereses exigidos a los bonos van gradualmente aumentando según el tiempo de duración. Los tipos de interés a 1 año serán menores a los de 2, los de dos a los de tres y así sucesivamente.


Curva de tipos plana

La curva plana se da cuando los tipos de interés de los bonos son muy similares entre sí y no hay apenas diferencia entre la duración de cada uno de ellos. Normalmente da lugar a la siguiente curva, la invertida y por tanto puede anunciar la llegada de una recesión.


Curva de tipos invertida

Es la forma menos común de la curva de tipos y además suele durar poco tiempo. Cuando la curva adquiere esta forma se exigen más intereses a los plazos cortos que a los plazos largos. Esto, como hemos visto antes, no es lo normal.

Cuando la curva está invertida entonces casi con toda seguridad habrá una recesión en el corto plazo.


La curva de tipos en tiempo real

Para consultar cómo está evolucionando cada día la curva de tipos puedes acceder a la web stockcharts.com. Ahí podrás ver en un gráfico animado cómo se comporta a lo largo del tiempo y día a día, desde enero de 1999, la curva de tipos mientras se compara con la evolución del índice S&P500 de la bolsa americana.

Puedes ver cómo va clasificando la curva en los tres tipos que hemos visto: normal (normal), plana (flat) e invertida (inverted). Se puede observar muy bien cómo unos meses antes de que el mercado bursátil americano se desplomara en las dos últimas recesiones, la del 2000 y la del 2008, la curva de tipos se invierte.


Conclusión

El aplanamiento y posterior inversión de la curva de tipos de interés es el mejor indicador económico que se conoce ante una posible recesión a corto plazo. Por esta razón es tan importante prestar atención a su evolución y estar lo mejor preparado posible para proteger nuestras inversiones.

Espero que esta información sea de utilidad para poder conocer mejor lo que ocurre en la economía en general y en nuestras inversiones en particular.

¡Hasta pronto!

IN