La mejor estrategia de inversión para la libertad financiera

Por Inversor Novel


Si tenemos como objetivo alcanzar la independencia financiera es necesario planificar y establecer una estrategia definida.

Y también ocurre que si vamos dando tumbos sin ningún plan será más fácil perder el foco y finalmente tirar la toalla…

En este artículo vamos a ver en qué consiste una estrategia de inversión y cúales hay para conseguir nuestro objetivo sabiendo que disponemos de dos recursos limitados: el tiempo y la constancia.

Vamos allá.





Qué es una estrategia de inversión

Antes de empezar a invertir lo mejor es establecer una estrategia de inversión clara y sencilla para que nuestro dinero se multiplique con el tiempo y no tirarlo todo por la borda cuando surgen dificultades.

Pero ¿qué es una estrategia de inversión?

Una estrategia de inversión se define como una serie de acciones muy meditadas, encaminadas a hacer crecer nuestro dinero y conseguir mayor independencia económica.

La mejor estrategia de inversión será aquella que minimice el efecto de nuestras emociones como por ejemplo el miedo, la codicia o los remordimientos.

Los sentimientos son el peor enemigo a la hora de invertir ya que nos pueden llevar a cometer errores que nos hagan perder mucho dinero.




Caractarísticas de una buena estrategia de inversión

Una buena estrategia de inversión debe tener al menos estas características:

1. Que sea sencilla de aplicar: cuanto más fácil sea implementar una estrategia más fácil será que la podamos aplicar a largo plazo. Si por el contrario la estrategia es compleja y nos lleva mucho tiempo aplicarla será más fácil que la abandonemos.

2. Que sea predecible. Es cierto que no podemos conocer la evolución de una determinada inversión pero al menos deberíamos saber en qué consiste y cómo responderá en diferentes momentos. Por ejemplo si invertimos en acciones o fondos de renta variable esperamos más volatilidad durante caídas bursátiles que en el caso de los bonos.

3. Que sea flexible. Debería ser posible modificarla en cualquier momento o interrumpirla si es estrictamente necesario. También debemos ser flexibles nosotros mismos y adaptarnos a los vaivenes del mercado sabiendo que esa volatilidad forma parte nuestra estrategia.

4. Que tenga un margen de error: Debe ser una estrategia que nos permita dormir bien por las noches con un riesgo muy calculado. Esto minimizará las pérdidas, como dice Morgan Housel “la parte más importante de un plan es aquella que planifique para cuando el plan no vaya según lo planificado”.


Por qué es importante tener una estrategia de inversión

Tener una estrategia de inversión permite invertir con más seguridad y consistencia a largo plazo.

El tiempo es un factor vital para conseguir buenos resultados ya que permite actuar al interés compuesto.

Si nuestro objetivo es la libertad financiera o complementar nuestra pensión necesitamos invertir durante muchos años.

Por ello es necesario mantener una estrategia de inversión sostenida en el tiempo para hacer frente a los vaivenes de las modas y los mercados.

Cuanto más sencilla sea nuestra estrategia mucho mejor.



Qué estrategias de inversión existen


Hay casi tantas estrategias de inversión como personas.

Y cada uno adapta la inversión a sus objetivos vitales, preferencias, miedos y creencias.

En este apartado muestro algunas de las estrategias de inversión más comunes que se aplican para conseguir la libertad financiera.

Inversión en empresas de dividendos crecientes

En este caso se compran acciones de empresas que reparten dividendos de manera periódica.

Algunas empresas como Coca-Cola o Johnson and Johnson son muy conocidas por su rentabilidad por dividendos. Por ello estas empresas reciben el nombre de aristócratas del dividendo.

Existen en cambio otras empresas muy rentables como Google (Alphabet) que no reparten dividendos entre sus accionistas sino que reinvierten los beneficios para el desarrollo de la propia compañía.

Con esta estrategia lo más aconsejable es diversificar la inversión entre empresas de diferentes sectores y regiones geográficas.

Inversión en valor

Es la estrategia de inversión que siguen inversores como Warren Buffet, discípulo de Benjamin Graham, autor del famoso libro El Inversor Inteligente.

Esta estrategia de inversión se basa en comprar acciones de empresas que están muy infravaloradas a pesar de su buen desempeño o valor y que de acuerdo a una serie de parámetros nos permita predecir una multiplicación futura de su rentabilidad.

Dentro de esta categoría encontramos la búsqueda de fosos económicos un caso particular donde se buscan empresas con ventajas competitivas respecto a sus competidores.

O también la estrategia seguida por Joel Greenblatt con su fórmula mágica.

En cualquiera caso para tener éxito con esta estrategia es aconsejable conocer bien las empresas donde se invierte.

Inversión en fondos de inversión

Este vehículo de inversión permite invertir en acciones de diferentes empresas lo que proporciona una gran diversificación y disminuye el riesgo en la inversión.

“Diversificar nos protege de la falta de conocimiento”

En este caso podemos distinguir entre fondos de inversión activa y fondos de gestión pasiva o fondos indexados:

✔️ Los fondos de gestión activa son fondos de inversión donde los activos (normalmente bonos o acciones) los elige un gestor de acuerdo a su conocimiento y experiencia.

En muchas ocasiones estos fondos van acompañados de comisiones elevadas que pueden restar una considerable rentabilidad a nuestro ahorro.

Por otro lado la mayor parte de ellos tampoco consiguen superar la rentabilidad de los fondos indexados.

✔️ Los fondos indexados de gestión pasiva replican índices bursátiles como el S&P500, el Eurostoxx50 o índices de bonos.

A diferencia de los fondos de gestión pasiva no necesitan una gestión particular ya que su composición cambia cuando lo hace la del índice que replican.

Por eso son mucho más baratos que los fondos de gestión activa, es decir conllevan comisiones mucho más baratas.

Esto permite obtener mayor rentabilidad que la mayoría de los fondos activos a largo plazo.


Cómo podemos adoptar la mejor estrategia de inversión


Para adoptar la mejor estrategia de inversión lo primero es estar convencidos de lo que vamos a hacer.

Es importante establecer en primer lugar nuestro perfil de riesgo y nuestra asignación de activos.

No es lo mismo invertir en acciones o en criptomodedas como el bitcoin que en bonos del estado, depósitos, etc.

Por eso también es tan importante informarse antes de dar el salto a la inversión en renta variable.

Es cierto que se aprende de los errores pero en este caso nos pueden costar mucho dinero.

“En renta variable debemos estar preprados para ver caídas de un 20% o más”

Para establecer la mejor estrategia de inversión es muy conveniente conocer todas las posibilidades y limitaciones que conlleva cada estrategia o tipo de inversión.

No debemos olvidar que siempre podemos combinar estrategias y que todas tienen ventajas y desventajas.

Para profundizar más existen libros especializados en diferentes estrategias de inversión y otros más generales.

👉 Puedes encontrar todas mis recomendaciones de lectura y aprendizaje en Mi Biblioteca.


Fondos de inversión indexados: la mejor estrategia de inversión

Sin duda personalmente considero que la mejor estrategia de inversión son los fondos indexados ya que conllevan ventajas muy importantes.

Una estrategia basada en fondos indexados es ideal para el largo plazo y se combinan muy bien con con la estrategia del dollar cost averaging o DCA.

Un ejemplo sencillo de esta estrategia puede ser lo que denominé la estrategia del 7-7.

Con los fondos indexados vamos a conseguir diversificación mientras que con el DCA vamos a evitar el efecto de nuestras emociones (miedo, codicia, etc) sobre nuestra inversión.

Invertimos de una manera muy sencilla que no requiere de apenas tiempo y dedicación y obtenemos una rentabilidad que supera a la media.

No está nada, nada mal.

Como guinda, si el fondo es de acumulación los dividendos de las empresas que componen el índice se reinvierten automáticamente.




Conclusión

Hemos visto diferentes estrategias de inversión pero existen características que deberían ser comunes como por ejemplo su seguridad, flexibilidad o sencillez.

Lo más importante para establecer la mejor estrategia de inversión es tener nuestros objetivos lo más claros posibles.

Pero no solomanete eso.

Conocer nuestro nivel de riesgo también es muy importante a la hora invertir. Por ello una buena asignación de activos es fundamental.

Personalmente creo que leer libros y formarnos todo lo posible nos ayudará a mejorar nuestra estrategia.

Por otro lado, a la hora de invertir deberíamos ser conscientes del terreno que queremos pisar nosotros y no dejarnos llevar por las modas o por las opiniones de los demás.

Como en otras actividades, las emociones nos pueden hacer descarrilar el mejor plan de inversión.

Si nos formarmos seremos más racionales y podremos soportar mejor la volatilidad del mercado.

¡Hasta pronto!

Inversor Novel

Imagen principal: PIRO4D