Ideas para ahorrar en Navidades

Por Inversor Novel



¡Hola Inversores!

Ya queda menos para las Navidades, una época festiva llena de ilusión, alegría y regalos. Pero también marcada en el calendario por algunos para el derroche y numerosos gastos.

Si nuestro objetivo es alcanzar la libertad financiera lo más rápido posible, estas fechas puede que sean un obstáculo difícil de salvar.

A continuación van algunos trucos que nos pueden ayudar a ahorrar durante estas fechas y llegar al próximo año lo más airosamente posible.




Planificar bien los gastos

Es importante no esperar hasta el último momento ya que si lo hacemos con prisas, la posibilidad de gastar más dinero será mayor.

Conviene planificar los gastos con unas semanas e incluso meses de antelación. Para ello lo que hacemos es un presupuesto con las partidas más importantes como son la comida, los adornos, los regalos o la ropa.


Intentar comprar los regalos con antelación

Como en el caso anterior es mejor no esperar al último minuto ya que eso puede llevarnos a comprar impulsivamente por la necesidad de presentarnos con algo.

Además, de esta manera vamos a evitar dos factores nada deseables. El primero es que se agote aquello que nos gustaría regalar, algo que ocurre con cierta frecuencia. El segundo es que vamos a evitar caer en una inflación temporal de los precios como ocurre con algunos alimentos, por ejemplo, el marisco.


Apuntar los gastos

Debemos apuntar los gastos que hacemos relacionados con las fechas navideñas para ser conscientes en todo momento de lo que nos estamos gastando. Si no lo hacemos corremos el riesgo de comprar mucho más de lo deseable. Esto lo saben bien algunos supermercados que anuncian las navidades en la última semana de octubre.

Puedes apuntarlo en un cuaderno o en el móvil con una aplicación. Da lo mismo mientras tengas un control sobre tus gastos y así sepas donde se va el dinero.


Cenar en casa

Durante las fechas más señaladas de las Navidades es mejor organizar la cena en casa. Así, evitando los restaurantes notarás mayor ahorro ya que algunos se aprovechan para inflar los precios todo lo posible.

Si haces cuentas verás cómo puedes montar una cena estupenda a un precio mucho más bajo sin salir de casa, rodeado por familiares y amigos. Cada uno puede traer lo que quiera y seguramente todo sea mucho más sano.


Evita las tarjetas de crédito y las compras online

Las tarjetas de crédito pueden resultar un gasto adicional a través de intereses que debemos evitar.

Es cierto que el uso de tarjetas es muy cómodo a la hora de pagar en comercios pero esto puede suponer una tentación para usarlas más.

En cambio, la ventaja que tiene usar el dinero en efectivo es que vemos cómo sale del monedero o billetera. Esto implicará que podemos ser más conscientes de lo que estamos gastando en cada momento.

Con las compras online ocurre algo parecido. Aunque este tipo de compras a veces puedan significar un ahorro sobre el precio, también pueden suponer por su facilidad de uso un aumento en el número de compras innecesarias. Cuesta más desplazarse a un lugar y realizar la compra que tenerlo todo a golpe de clic ¿no crees?


Darnos algún tiempo para pensar antes de comprar

Debemos evitar las compras compulsivas a toda costa y lanzarnos a comprar sin pensar. Es mejor dejar reposar las ideas durante al menos 72 horas. Y si es una semana mucho mejor.

Durante ese tiempo podemos reflexionar acerca de la necesidad de comprar un determinado artículo. Y en el caso de decidirnos, también tendremos tiempo para poder comparar precios en diferentes sitios.


No dejarse llevar por la fiebre consumista

Durante los días previos a las fiestas navideñas y durante ellas es muy habitual observar cómo la gente empieza a llenar los centros comerciales (sí es verdad, suele hacer frío también). Las luces, la música e incluso algunos aromas pueden influir sin darnos cuenta para que gastemos más de la cuenta.

Si no tenemos las fuerza de voluntad suficiente podemos vernos inmersos en un frenesí de compras, muchas veces sin sentido. Por esta razón, conviene planificar antes las compras y tener claro que muchos de esos gastos pueden ser superfluos.


No despilfarrar en adornos navideños

Mucha gente encuentra en estas fechas la excusa perfecta para llenar la casa de adornos y luces. Sin duda es una buena idea, eso sí, si no nos vacía los bolsillos cada vez que compramos un nuevo adorno.

Algunas ideas para ahorrar en este aspecto son:

1- Hacerse uno mismo los adornos. Podemos encontrar un montón de ideas en Internet y redes sociales.

2. Compartir los gastos en decoración si compartimos piso.

3. Comprar los adornos después de las fechas navideñas ya que los precios de estos artículos suelen bajar.

4. Pedir prestado algún artículo decorativo a un familiar o amigo.

5. Buscar artículos en tiendas de segunda mano o en aplicaciones como Wallapop.


Celebrar las fiestas… en el pueblo

O donde quiera que no haya tiendas, supermercados y centros comerciales. Aunque esta medida puede parecer un poco extrema, sin duda frenará cualquier impulso de compras.

Si además no llega Internet, evitaremos la tentación de realizar compras online que sean innecesarias. De esta manera estaremos en una situación de ventaja para poder ahorrar todo lo posible durante las navidades.

Además, en este caso cambiaremos las aglomeraciones por la apacible vida rural.


Ahorrar también en lotería

El gasto medio por persona en lotería de Navidad es de 60 euros en España. Por desgracia, las posibilidades de que nos toque son muy bajas. Si de todas maneras te apetece probar suerte, intenta comprar participaciones que sean más económicas.

Espero que todas estas ideas te ayuden a controlar un poco más los gastos en las fechas especiales que se aproximan.

Un abrazo,

IN


Imagen destacfada: Free-Photos