Exuberancia Irracional de Robert Shiller

Por Inversor Novel




En este artículo voy a hacer una reseña del libro Exuberancia Irracional del economista Robert Shiller apuntando sus ideas clave.



Introducción

Exuberancia Irracional está escrito por Robert Shiller, profesor de Economía en la universidad de Yale y laureado con el premio nobel de ciencias económicas en 2013 por sus estudios sobre la valoración del mercado.

El libro toma como título las palabras empleadas por el expresidente de la reserva federal de EEUU (FED), Alan Greenspan para describir el boom bursátil de finales del siglo XX.

En este libro, Shiller nos describe con todo detalle las razones que han llevado a las variaciones en los precios de los activos en los mercados bursátiles, inmobiliarios y de bonos durante periodos muy extensos de tiempo, del siglo XX principalmente.

A través de las cinco partes de las que consta el libro, nos cuenta cómo las variaciones en el precio de los activos se deben a causas de orden sociológico, psicológico y cultural.


Ideas clave del libro

A continuación os cuento los mensajes que me han parecido más interesantes del libro.


Mercado eficiente vs sentimientos

En el libro Shiller nos muestra cómo a lo largo de la historia se repite el mismo patrón: un sentimiento de euforia irracional lleva a los mercados a burbujas muy notables como la tecnológica del 2000, la de los precios de la vivienda de principios de siglo o actualmente con el precio de un gran número de activos.

Esta idea difiere de la corriente económica del mercado eficiente y mayoritariamente aceptada, según la cual los precios ya contienen toda la información sobre un activo determinado.

Del mismo modo, la psicología influye mucho en los cracs. En esos momentos son los sentimientos negativos producidos durante las recesiones los que hunden las valoraciones de los mercados.


Aparición de burbujas

Quizás una de las ideas que me han parecido mas interesantes es que los elevados precios en las acciones muchas veces se retroalimenta debido a un feedback positivo.

Esta reacción se va amplificando a través de las noticias y los medios de comunicación. Esto, con el tiempo, da lugar a las burbujas en los mercados.

Por tanto esas valoraciones excesivas no son la consecuencia de estudios meticulosos de expertos inversores. Más bien se deben la codicia de una gran masa de gente normalmente atraída por unas acciones que se ponen de moda.

Esta dinámica que ya existía en los tiempos de Newton, se aceleró con la aparición y generalización del teléfono en los domicilios. Y posteriormente todavía mucho más con la aparición de Internet y las redes sociales.

Finalmente, también nos habla de cómo las burbujas inmobiliarias suceden a las burbujas en las bolsas. Y también cómo han existido periodos largos de estancamiento en las rentabilidades de diferentes activos como las acciones y los inmuebles.


Aparición de cracs

Por otro lado, además de un feedback positivo también existe un feedback negativo que se produce por un sentimiento de miedo hacia el futuro. Este fenómeno también es bastante irracional y de nuevo exacerbado por las noticias negativas. Así se explican los famosos cracs.

Es muy llamativo que en muchas ocasiones no existe una causa o noticia concreta que desencadena estas caídas bursátiles. Así, según los análisis de Shiller, no hubo ningún suceso especial que causara los derrumbes ocasionados en dos famosos cracs como fueron el de 1929 o el de octubre de 1987. Ninguna noticia en particular parecía ser tampoco el desencadenante de esos cracs.


Cuantificación de las valoraciones

Un aspecto que merece una mención especial es la explicación del índice que desarrolló el propio Shiller.

Se trata del CAPE o ratio precio-beneficio ajustada cíclicamente (en inglés cyclically adjusted price-to-earnings ratio) que en la actualidad sirve a los inversores para determinar si un activo está caro o barato.

Este parámetro se calcula dividiendo el precio del mercado, normalmente el SP500 de EEUU, por la media de ingresos netos durante 10 años ajustado por la inflación.


Conclusión

Exuberancia Irracional se trata de un libro con un gran número de anécdotas muy interesantes, particularmente sobre los cracs y las burbujas especulativas de los mercados.

No obstante, en ocasiones puede resultar denso y con un nivel a veces muy alto para un inversor novel.

Sin embargo, nos pone los pies en la tierra a la hora de invertir ya que muchas veces podemos tener la tentación de pensar que las bolsas no pararán de subir.

A veces también desconocemos o no queremos saber que las emociones pueden jugar un papel esencial.

En definitiva, se trata de una buena lectura, eso sí, para tomarse con calma.

Hasta pronto.

IN


PD: si te interesa este libro puedes consultar su precio y comprarlo aquí.