Cómo conseguir un millón de euros: la Estrategia del 7-7

Por Inversor Novel

“No es necesario hacer cosas extraordinarias para obtener resultados extraordinarios”

Warren Buffett



¡Hola Inversores!

Muchas gente se pregunta cómo es posible ganar un millón de euros. Algunos pueden contestar que jugando a la lotería. Sin embargo, podemos pasarnos toda una vida gastando dinero en boletos sin conseguir ganar nada. La estadística nos dice que es muy difícil.

Otros responderán que trabajando duro y ahorrando pero verás que tampoco es nada fácil. En este artículo te muestro una estrategia más efectiva y muy sencilla para conseguirlo.




Ahorrar es necesario pero no es suficiente

En algunas entradas anteriores ya hemos visto la importancia de ahorrar y algunas maneras de hacerlo. Así, ahorrar es necesario ya que es el primer paso para asegurarnos un patrimonio y alcanzar la libertad financiera.

Sin embargo, esto no resulta suficiente para jubilarnos o retirarnos antes de tiempo de nuestro trabajo. Esto se debe principalmente a dos razones.

En primer lugar, por la inflación o el impuesto de los pobres, que se va comiendo nuestro dinero año tras año sin que apenas nos demos cuenta. Aunque la inflación nos parezca muy baja, va socavando nuestros ahorros y cada vez podremos hacer menos con él.

En segundo lugar, las alternativas a un ahorro asegurado como son los depósitos bancarios o los fondos de inversión más conservadores alcanzan rentabilidades muy bajas, algunas cercanas a cero. Todo esto, unido a unas elevadas comisiones, puede tener como consecuencia que estemos perdiendo dinero.

Por tanto, tenemos que invertir ahora en activos que den mayor rentabilidad que la inflación si en el futuro queremos conservar nuestro poder adquisitivo.

En la entrada de hoy quiero mostrar cómo ahorrando e invirtiendo pocas cantidades desde nuestro primer trabajo podemos llegar a obtener un buen patrimonio a largo plazo.


En qué consiste la Estrategia del 7-7

Esta estrategia es muy sencilla y supone que empecemos a ahorrar e invertir tan pronto como sea posible durante 50 años. A esta estrategia la he llamado del 7-7 ya que consiste en ahorrar todos los días 7 euros o dólares e invertirlo con una rentabilidad del 7% anual.

En esta estrategia podemos distinguir dos fases principales:


Ahorro diario

Esta fase es la que supone mayor disciplina. Antes de efectuar cualquier gasto debemos separar 7 euros todos los días para aplicar la estrategia. O lo que es lo mismo, 210 euros mensuales o 2520 al año.

Aunque a simple vista puede parecer un importe pequeño, al mes puede sumar una cantidad significativa que invertida a largo plazo pueden convertirse en una suma considerable para ayudarnos en nuestro retiro.


Inversión de los ahorros

Para conseguir una rentabilidad del 7% podemos invertir en la bolsa a través de fondos de inversión como veremos a continuación. Aquí lo importante es invertir a largo plazo y mantener el rumbo.

Me dirás que 50 años es mucho tiempo, sin embargo, cada vez la esperanza de vida aumenta más y el tiempo pasa muy rápido. De todas maneras, más adelante verás que es posible acelerar el proceso.


Características de la Estrategia 7-7

La Estrategia del 7-7 tiene tres elementos principales que vamos a ver a continuación.


Un fondo indexado como inversión

Al invertir necesitamos un producto o vehículo de inversión que reduzca el riesgo a través de la diversificación. Esto lo podemos conseguir con un fondo indexado o ETF de gestión pasiva que replica al índice SP500 norteamericano. Se trata de un fondo de renta variable, que invierte el 100% en acciones de las 500 empresas más grandes de Estados Unidos.

Una de las características de este índice es que al ser uno de los más antiguos, es también uno de los que mejor se conocen gracias a diversos estudios.

Como resultado de varios trabajos se ha calculado que la rentabilidad anual media histórica de los fondos de gestión pasiva que replican este índice es del 7%.


Volatilidad de la inversión

Es muy importante tener en cuenta que esa rentabilidad del 7% es una media a lo largo de muchos años y que el mercado puede ser, y de hecho es, muy volátil. Esto quiere decir que unos años puede subir mucho y otros bajar de la misma manera. No es por tanto raro observar bajadas de un 20%, 30% o incluso más.

Normalmente las caídas son muy rápidas, es decir, ocurren en intervalos de tiempo cortos. Este es un momento delicado ya que podemos perder dinero durante un tiempo y tendremos la tentación de abandonar el plan.

Sin embargo, será en esos momentos cuando podremos comprar más barato el fondo y por tanto la rentabilidad futura que podemos esperar será mayor.

Además, según pasan los años, la volatilidad de nuestra inversión tiende a bajar. Esto quiere decir que aunque baje mucho el índice, el fondo que lo replica sufriría una bajada más suave.

No obstante, al principio, si no tenemos suficiente cultura financiera esta montaña rusa nos puede asustar bastante. Aquí lo importante es ser conscientes de:

1- que la inversión se realiza a largo plazo (más de diez años).

2- que la tendencia de la Bolsa es siempre ascendente.

3- que sin riesgo, no habrá rentabilidad.

Para evitar que las emociones nos afecten a la hora de invertir podemos aplicar la técnica de “Dollar Cost Averaging” (DCA) que vimos en un artículo anterior.


La bola de nieve de la inversión

El interés compuesto es la característica clave que hace posible llegar a un millón de euros. Al invertir en un fondo indexado o ETF que replica el SP500 podremos advertir la ventaja del interés compuesto. Este tipo de interés consiste en que los intereses más recientes se suman a los anteriores y así mes tras mes y año tras año.

Un símil que puede ilustrar muy bien el efecto del interés compuesto es el de una bola de nieve cayendo por una ladera.

En esa bola se va acumulando cada vez más nieve (=intereses) según va rodando cuesta abajo. Al principio, la nieve que acumula será casi imperceptible pero con cada vuelta el resultado al final será que es mucho más grande.

Con nuestra inversión a largo plazo ocurre lo mismo.


Simulaciones de la Estrategia del 7-7

A continuación vamos a ver los resultados de unas simulaciones empleando la Estrategia del 7-7 y acelerando el proceso con mayores cantidades diarias.


Ahorramos e invertimos 7 euros al día

En la primera simulación se puede tener en cuenta un ahorro y posterior inversión de 7 euros. Es decir 210 euros mensuales o 2520 al año. Esa cantidad puede representar muy bien un gasto diario en tabaco, cafés, meriendas, unas cañas, en fin la suma de gastos hormiga que lleguen a ese importe.

Los gastos hormiga son esos pequeños gastos que realizamos a diario sin darles importancia pero que van sumando cantidades importantes a la semana, al mes o al año. Hay muchos gastos hormiga y cada uno puede tener los suyos. Algunos de estos gastos típicos pueden ser el desayuno diario fuera de casa, fumar, chicles, etc.

Como se puede observar en la Figura 1, a los 20 años la diferencia entre ahorrar e invertir ya es del doble. Podemos alcanzar el millón de euros con una rentabilidad del 7% a los 50 años. Por el contrario, si no invertimos en nada y solamente ahorramos, no llegaremos ni a 130.000 euros en ese tiempo.

Figura 1. Resultado de aplicar o no la estrategia 7-7 durante 50 años.



Ahorramos e invertimos 15 euros al día

Una manera muy efectiva de acelerar el proceso es intentar aumentar la cantidad que ahorramos e invertimos.

Como podemos observar en la Figura 2, ahora podemos llegar al millón en menos de 40 años si incrementamos la cantidad diaria hasta 15 euros (450 mensuales o 5400 anuales). Eso sí, si tenemos paciencia y esperamos un poco más, podemos superar los dos millones a los 50 años.

Aquí podemos sumar a los anteriores gastos hormiga otros gastos recurrentes como por ejemplo comer fuera de casa a diario en un restaurante, transporte, etc.

Figura 2. Comparación del resultado de invertir diferentes cantidades diarias durante 50 años.

Ahorramos e invertimos 30 euros al día

En la tercera simulación, la cantidad que se puede tener en cuenta es de 30 euros (900 euros mensuales o 10800 anuales). En este caso son gastos ya más importantes. Pueden incluir no solamente los gastos-hormiga más modestos que hemos visto en la primera sino también comer fuera de casa y utilizar algún medio de transporte como el coche particular o el taxi.

Ahorrando esta cantidad conseguiremos llegar al millón de euros antes de 30 años, como podemos observar en la Figura 2. Y si esperamos 50 años, se pueden superan los ¡cuatro millones y medio!

Esta simulación considera la posibilidad de salarios mucho más elevados donde estos gastos diarios son posibles. Sin embargo, hay que tener en cuenta que sueldos abultados suelen conllevar también gastos más grandes en muchos ámbitos.

Esto puede dar lugar a que en lugar de generar más ahorro y patrimonio, se controle mucho menos el gasto. Por esta razón en estos casos conviene ser cauto y contemplar la posibilidad de ahorrar más.


Conclusión

Al invertir muchas veces nos fijamos nada más en las grandes cifras. Mucha gente habla de invertir miles de dólares, de euros o de pesos. Sin embargo, muchas veces no somos conscientes del poder que tiene sobre nuestras finanzas personales la constancia de nuestros gestos diarios y de las pequeñas cantidades.

A través de la Estrategia del 7-7 vemos cómo ahorrar 7 euros diarios e invertirlos puede marcar una gran diferencia con no hacer nada.

Así, a través de pequeños gestos diarios podemos ir sumando un ahorro que se transforme en inversión. Con ello poco a poco iremos construyendo nuestro futuro financiero e incluso, sí, conseguir un millón de euros.

Eso sí, conviene recordar que nunca hay que fiarse de inversiones que prometen altas rentabilidades y encima en poco tiempo. La paciencia al invertir es fundamental.

Si existen dudas acerca de dónde invertir o cómo hacerlo lo primero será formarse lo mejor posible.

Para ello podemos leer libros de inversión, acudir a seminarios, charlas, etc. También se puede acudir a un buen asesor financiero que nos oriente según nuestras circunstancias personales y familiares.

Con estas simulaciones solamente pretendo ilustrar el efecto positivo que tiene el ahorro diario y la inversión sistemática a largo plazo. Por último decir que estas cantidades son orientativas pero obviamente cada uno puede aplicar lo que considere apropiado o lo que pueda.

Bueno, espero que este artículo te haya resultado interesante. Si es así no olvides compartirlo por tus redes sociales.

Un abrazo,

IN



P. D. Si te interesa, puedes acceder a la inversión indexada con comisiones radicalmente bajas de Indexa Capital en la app de Bnext a través de este enlace.

Imagen destacada:  nattanan23