Cómo calcular la libertad financiera

Por Inversor Novel




En este artículo vamos a ver cómo calcular nuestra libertad financiera o independencia financiera con dos fórmulas muy sencillas.

La primera sirve para calcular el número de libertad financiera. Este número nos permite conocer la cantidad de dinero que necesitaremos tener para alcanzar la libertad financiera y dejar de trabajar.

La segunda fórmula sirve para calcular nuestro tiempo de libertad financiera. Este tiempo son los meses o años que podemos vivir con nuestros ahorros, inversiones e ingresos pasivos sin necesidad de trabajar.

Finalmente, podrás calcular tú mismo tanto el número como el tiempo de independencia financiera con las calculadoras que encontrarás al final de cada descripción





Cálculo del número de libertad financiera: la regla del 4%


Una de las grandes cuestiones que nos asaltan de vez en cuando es cuándo podré dejar de trabajar y alcanzar la independencia financiera. En otras palabras, cuándo podré dejar de depender de un salario y podré vivir de mis rentas.

Esta misma cuestión se la plantearon en 1998, tres profesores de la Trinity University (San Antonio, Texas).


El Trinity Study

La solución a la que llegaron en un trabajo conocido como the Trinity Study se la conoce también como la regla del 4%.

Este estudio académico se basó en la rentabilidad obtenida por el mercado americano durante 30 años.

La idea de esta regla consiste en acumular un ahorro suficiente para que, en el momento de dejar de trabajar, nos permita retirar una cantidad cada año que sea suficiente para vivir.

Los autores de este trabajo llegaron a la conclusión de que el porcentaje de nuestro ahorro que podemos retirar con seguridad de no quedarnos sin dinero sería de un 4% anual.


Por qué el 4%

Se tienen en cuenta un 4% ya que aproximadamente esa sería la rentabilidad real, es decir descontando la inflación, que obtendríamos en una inversión con una asignación de activos de 50/50, es decir 50% en renta fija y 50% en renta variable.

A pesar de lo anterior las condiciones en el futuro pueden ser muy diferentes a las de hoy y requerir más ahorro. Por esa razón hay algunos expertos que abogan por utilizar un 3% como veremos más adelante.

Un porcentaje del 3% sería una cantidad más conservadora pero también más exigente a la hora de obtener el NLF.


Fórmula de la regla del 4%

En pocas palabras, la regla del 4% consiste en dividir nuestros gastos anuales por ese 4%. El número que resulta es el dinero que es necesario tener en teoría para jubilarnos.

A este número también se le conoce como número de independencia financiera o número de libertad financiera (NLF):



De esta fórmula podemos obtener la cantidad de dinero que podemos retirar al año (RA) si invertimos al 4% el dinero que hemos ahorrado, también llamado principal o NLF sin que éste se reduzca al retirarlo:



Apuntar gastos: primer paso para calcular el número de independencia financiera

Antes de aplicar esta regla a nuestro caso particular, es imprescindible que conozcamos la cantidad de dinero que gastamos durante un año.
Solamente apuntando los gastos que tenemos podemos utilizar la fórmula que hemos visto.

En este sentido podemos tener en cuenta nuestros gastos totales o bien nada más aquellos gastos que sean imprescindibles para vivir, es decir, comida, luz, agua, vivienda, etc.

Según las partidas de nuestro presupuesto que incluyamos este número puede ser muy diferente.

En mi opinión creo que es mejor incluir todos los gastos ya que eso siempre nos puede dejar cierto margen de seguridad para no quedarnos cortos.


Un ejemplo de cálculo del número de libertad financiera

La aplicación de la regla del 4% se ve mejor con un ejemplo.
Imaginemos el caso de Juan que tiene 50 años y desea jubilarse cuanto antes. Juan apunta sus gastos todos los meses y así sabe que sus gastos mensuales son de 2.000 euros (24.000 euros anuales).

Por tanto, según la fórmula del 4%, su número para alcanzar la independencia financiera es de:



Ahora suponemos que la rentabilidad que obtienen Juan de su inversión sea de un 4% después de la inflación, de media, año tras año. Teniendo en cuenta un NLF de 600.000 euros:



Esa cantidad resultante será la que nos dará la cantidad que podrá retirar cada año sin tocar el principal, o sea los 600.000 euros.

Como ves, esa cantidad coincide perfectamente con los gastos anuales que tiene Juan antes de alcanzar la independencia financiera.





Supuestos de la regla del 4%



Importante: Esta regla no se trata de nada definitivo ni mucho menos ya que las circunstancias futuras pueden variar. Además, como se suele decir, rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Algunos supuestos de la regla del 4% son:



Rentabilidades del mercado americano

Este estudio y sus resultados se basan en las rentabilidades que se obtienen en el mercado americano, particularmente en el índice SP500 que hemos visto en otros artículos.

Si nuestra inversión principal no sigue este índice puede que la rentabilidad que resulte sea también muy diferente.



No hay otra retribución

También supone que al dejar de trabajar no se cobrará otra retribución como una pensión o un salario.

Quizás este supuesto nos parezca un poco extremo y puede que no sea así. De todas maneras es mejor a veces estar preparado para el escenario más negativo. Luego si no es así mucho mejor.



Inflación y rentabilidad constantes

Se supone que la tasa de inflación y de rentabilidad se mantienen constantes. Realmente no podemos saber cómo serán las condiciones económicas en el futuro a largo plazo. Y sí, otra vez, sabemos que las rentabilidades pasadas no garantizan las rentabilidades futuras.



Rentabilidad conjunta del 4%

El NLF o principal debería estar invertido en activos que en conjunto rindan un 4% de rentabilidad.

En este caso la asignación de activos que tengamos es muy importante. De nuevo, rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.


Calculadora del número de libertad financiera con la regla del 4%

Como hemos visto, el cálculo del número de independencia financiera es muy sencillo. De todas maneras, si quieres puedes utilizar esta calculadora para calcularlo tú mismo:




Un escenario más conservador: la regla del 3%

La aplicación de un 4% para algunos puede resultar demasiado idealista ya que puede suponer rentabilidades más altas de las que depare el futuro.

Por esta razón, y para asegurarse de que no se queda uno sin capital durante el retiro, asumen un escenario más conservador. Así, en lugar de aplicar un 4% para el cálculo del número de libertad financiera, se utiliza un 3%.



En este caso así como la rentabilidad es menor, también el riesgo de la inversión debería ser menor.

El problema con esto es que para lograr la libertad financiera necesitaremos un NLF más alto.

Así, en el ejemplo de Juan que hemos visto antes necesitará un NLF de 800.000 euros para que con una rentabilidad del 3% anual pueda obtener los 24.000 de gastos anuales que necesita.

Para llegar a ese NLF a cambio de menor riesgo tendrá que empezar a ahorrar e invertir muy pronto. Por otro lado, también sería bueno rebajar los gastos anuales ya que de esa manera no necesitaría un NLF tan alto.



Cálculo del tiempo de libertad financiera



Ahora vamos a calcular cuánto tiempo de libertad financiera o independencia financiera tenemos en la actualidad. Este tiempo será el que podemos estar sin recibir ningún ingreso gracias a nuestro ahorro, inversiones e ingresos pasivos.


Elementos que necesitamos conocer para el cálculo de la independencia financiera


Para calcular nuestro tiempo de libertad financiera necesitamos conocer tres cosas:

Dinero ahorrado disponible

Debemos tener en cuenta el dinero que tenemos ahorrado líquido, es decir, del que podemos disponer casi de inmediato.
Aquí por tanto no podemos incluir inmuebles o nuestra propia casa. Sí podemos incluir el dinero invertido en fondos, acciones, etc.

Cálculo de gastos mensuales

Como en el caso de la regla del 4% son nuestros gastos mensuales, tanto fijos como variables. Para eso es necesario apuntar gastos de manera metódica.

Ingresos pasivos

En la fórmula también podemos incluir otros ingresos pasivos como dividendos, royalties, rentas de alquileres, etc.

Estos ingresos no son activos, como puede ser el salario de nuestro trabajo. Por el contrario, se trata de ingresos que no necesitan de nuestra presencia para que se produzcan.


Fórmula para calcular el tiempo de libertad financiera

La fórmula para calcular el tiempo de libertad financiera es muy sencilla:



Si quieres calcular los años de libertad financiera entonces solamente tenemos que dividir la cantidad resultante entre 12.

Cuando los ingresos pasivos superan los gastos mensuales, entonces hemos alcanzado la independencia financiera. El número que saldrá como resultado de la fórmula será negativo.




Algunos ejemplos del cálculo de tiempo de libertad financiera

Ejemplo 1


Supongamos el caso de María que tiene en total 48.000 euros ahorrados entre dinero en efectivo e invertido en dos fondos de inversión indexados. Además María apunta gastos todos los meses y sabe que tiene unos gastos de 1.000 euros entre el alquiler, comida, gas, etc.

El tiempo de libertad financiera de María será:



O lo que es lo mismo, con el dinero que tiene ahorrado, Merche tendría un tiempo de libertad financiera total de 4 años.

Ejemplo 2


Otro ejemplo es el de Juan que hemos visto antes. En ese caso Juan tiene 600.000 euros en total. Vimos que Juan tenía unos gastos anuales de 24.000 euros de gastos anuales , es decir, 2.000 euros mensuales.

Aplicando la ecuación anterior tendría un tiempo de libertad financiera de 300 meses o lo que es lo mismo, 25 años.



Ejemplo 3


Ahora supongamos el caso de Ana que tiene 300.000 euros ahorrados entre fondos, acciones y un depósito. Tiene unos gastos mensuales de 700 euros. Por otro lado, entre dividendos y el alquiler de una vivienda, tiene unos ingresos pasivos de 800 euros mensuales.

Si aplicamos la fórmula tenemos que Ana tiene un Tiempo de libertad financiera de ¡-3000 meses!



El valor que sale es negativo. Como vimos, esto se debe a que los ingresos pasivos son superiores a nuestros gastos mensuales.

Esto quiere decir que Ana ya ha alcanzado la independencia financiera pues sus ingresos pasivos cubren sus gastos del mes.


Calculadora del tiempo de libertad financiera

Si quieres conocer tu tiempo de libertad financiera, lo puedes hacer con esta calculadora:




Conclusión


En este artículo hemos visto dos formas para calcular la libertad financiera.
La regla del 4% es un fórmula muy conocida que podemos tener en cuenta si nuestro objetivo es alcanzar la independencia financiera en algún momento.

Sin embargo, puede que sea necesario ahorrar más e invertir mejor en el caso de que las rentabilidades futuras no sean tan altas como en el pasado.

En este caso, la regla del 3% puede ser más realista aunque conlleva mayor esfuerzo de ahorro. Por ello debemos ser flexibles a la hora de considerar estos números.

Por otro lado, el tiempo de libertad financiera nos da una idea acerca del tiempo que nos pueden durar los ahorros.

Se trata de fórmulas muy sencillas para calcular la libertad financiera. Eso sí, estas fórmulas no entran en los detalles de nuestras finanzas personales. Por eso, al usarlas tenemos que ser cautos y si tenemos dudas lo mejor puede ser acudir a un buen asesor financiero.

En cualquier caso, estas dos fórmulas nos pueden ayudar a situarnos mejor dentro de nuestras finanzas y calcular la independencia financiera.

¡Hasta pronto!

IN


P.D. Para lograr la libertad financiera es necesario maximizar el rendimiento de nuestros ahorros. Como hemos visto en otros artículos, una buena forma de hacerlo es a través de fondos indexados de bajo coste.

Si te interesa, puedes acceder a la inversión indexada con comisiones radicalmente bajas de Indexa Capital en la app de Bnext a través de este enlace.



Imagen de Jill Wellington en Pixabay