Cómo ahorrar más dinero en el coche

Por Inversor Novel



Tener un vehículo puede afectar muy negativamente a nuestro ahorro y lastrar nuestras finanzas personales. En este artículo vamos a ver algunas formas de ahorrar más dinero si tenemos un coche.




Introducción

El transporte se trata junto a la vivienda y la alimentación de la partida más abultada en nuestro presupuesto y la compra de un coche puede implicar uno de los mayores desembolsos que hacemos.

Además de la compra debemos añadir los gastos que conlleva diarios y anuales: gasolina, seguro, aparcamiento, etc.

Por ello, cualquier forma de ahorrar dinero en esta partida puede ser muy interesante para conseguir aumentar nuestra tasa de ahorro en general.

En este artículo vamos a ver algunas ideas para ahorrar más dinero con el coche a través de varias acciones y hábitos de conducción.


Formas de ahorrar con el coche



Aunque lo mejor sería prescindir del coche en la medida de lo posible, a continuación te doy algunas ideas para ahorrar más dinero en el coche.


Velocidad constante

Llevar una velocidad evitando acelerones y frenazos es una manera de conducir que puede reducir considerablemente el consumo.

Aunque esto no es siempre fácil especialmente en los atascos o carreteras secundarias, podemos intentarlo disminuyendo la velocidad y adaptando lo posible la conducción a las circunstancias del tráfico, el trazado de la carretera, etc.

Además de ahorrar dinero, nuestra conducción será mucho más segura.


Presión de las ruedas

Mantener a punto la presión de las ruedas en su justa medida es un gesto sencillo que nos puede ayudar a ahorrar dinero.

Con una presión de ruedas adecuada podemos aumentar el rendimiento del combustible hasta un 0,6% de media según el Departamento de Energía de Estados Unidos mejorando así el ahorro en combustible.

Normalmente en la puerta del depósito tenemos una etiqueta con las presiones recomendadas para las ruedas delanteras y trasera de nuestro coche cuando llevamos más o menos peso.


Salir antes de casa

Utilizar nuestro vehículo antes de que se forme el atasco por la mañana también nos puede ayudar bastante a ahorrar dinero cuando conducimos.

Así, madrugar nos puede ayudar a evitar los atascos que se forman los días de diario a la entrada de las grandes ciudades.

Salir veinte o treinta minutos antes y librarnos del atasco puede suponer una diferencia de consumo de más de un litro por cada cien kilómetros.

El consumo de gasolina es en un gasto hormiga, es decir, un gasto que aislado no parece mucho pero a lo largo de las semanas y meses es considerable.


Realizar las puestas a punto necesarias en el taller





Realizar la puesta a punto periódica a nuestro coche es un gesto que nos puede ahorrar muchos disgustos. Si mantenemos nuestro coche a punto será menos probable que tengamos que hacer reparaciones más costosas y frecuentes.

En el momento de realizar reparaciones, revisiones o necesitar recambios te recomiendo pedir un presupuesto y compararlo en dos o más talleres. Los precios pueden variar mucho de uno a otro y antes de decidirnos podemos pedir opiniones a otros usuarios.


Mejor aparcar en garaje

Si tienes la oportunidad de aparcar el coche en un garaje lo conservarás mejor y te durará más.

Esto en especial es importante en localidades costeras donde el salitre puede desgastar los materiales.

También evitarás otros tipos de desgaste debidos al hielo, el sol, golpes de otros coches e incluso su robo.


Evaluar las coberturas del seguro y realizar comparaciones periódicas

Un seguro que nos cubra de posibles daños que hagamos a otros vehículos es fundamental.

Sin embargo también conviene revisar las coberturas y realizar comparaciones entre diferentes compañías de seguros.

Ante un accidente es muy importante que nuestra aseguradora responda de manera satisfactoria y por ello es bueno conocer otras opiniones e impresiones sobre la experiencia de otros usuarios.


Evitar multas

Una conducción segura y con sentido común nos va a ayudar a evitar sanciones y multas que afectarán a nuestro ahorro.


Evitar las primeras marcas

Si vas a comprar un coche no te dejes llevar por las marcas.

Primero infórmate a fondo sobre las características de los vehículos, los precios de los repuestos, las reparaciones, garantías, etc. Hay vehículos que sin ser grandes marcas tienen prácticamente las mismas prestaciones, motor, chasis, etc .


Evitar cargar demasiado el maletero

El sobrepeso es otro factor muy importante a tener en cuenta si queremos ahorrar en gasolina.

Es mejor llevar solamente lo necesario y en trayectos largos como las vacaciones pensar bien lo que queremos llevar. Algunos hacen viajes que parece que se están mudando de casa.


Comprar un coche de segunda mano

Comprar de segunda mano en la mitad de la curva de uso puede salir mucho más barato.

Si compramos un coche que pueda estar en la mitad de su vida útil puede salirnos extremadamente más barato que si lo estrenamos. Esta opción puede ser muy buena para nuestro bolsillo.


Evitar el efecto Diderot

Al comprar un coche nuevo podemos sufrir el efecto Diderot que se produce cuando vamos añadiendo complementos o prestaciones innecesarias que van encareciendo el vehículo.


Limitar el uso del aire acondicionado/calefacción

Si tenemos calor o frío antes de conectar el aire acondicionado o la calefacción siempre podemos adaptar nuestra vestimenta a la temperatura del interior.

Es un gesto sencillo por ejemplo deshacernos de una chaqueta si tenemos calor para evitar encender el aire acondicionado.

En días de calor podemos aparcar a la sombra para evitar un calentamiento excesivo del vehículo. Si no ha sido posible entonces antes de arrancar el coche podemos abrir las puertas para dejar salir el calor acumulado.




Evitar las ventanillas abiertas

Conducir con las ventanillas cerradas evita que entre el aire y frene el vehículo sobre todo cuando vamos a mayor velocidad en una autovía o autopista.

Además así evitamos desperdiciar la calefacción o el aire acondicionado cuando están encendidos.


Conclusión

En este artículo hemos visto algunas ideas para ahorrar más dinero con el coche.

Como ves, se trata simplemente de aplicar el sentido común, aunque a veces lo olvidamos.

Tener un coche nos ahorra mucho tiempo en desplazamientos y aporta una gran libertad aunque antes de comprarlo podemos reflexionar para que lo necesitamos.

Tampoco debemos olvidar que un coche es esencialmente un objeto que nos trae y nos lleva.

Más allá de eso poco debería importarnos el diseño, la marca o la apariencia ya que no se trata de presumir ante los vecinos o los compañeros de trabajo.

Espero que estas ideas te ayuden a ahorrar con el coche un poco más cada mes.

¡Hasta pronto!

IN




Imagen de portada: de Falkenpost